Immortal Realms: Vampire Wars

PC, PlayStation 4, Xbox One
8.0
Immortal Realms: Vampire Wars 10 TodoJuegos
Publicado el 31-08-2021 a las 23:22 Página 1 de 3   >>   
Autor: Alejandro "Sandor" Dobeson

Alta estrategia, pero asequible.

Si jugáis en PC, lo más seguro es que hayáis jugado a un juego de estrategia. Ya sea por turnos, como el mítico Heroes of Might and Magic, Civilization o Xcom, o en tiempo real, como Starcraft, Warcraft o Age of Empires. Sin embargo, es posible que os hayáis encontrado con otro tipo de estrategia, la conocida como la “alta estrategia”, en juegos como Total War o Europa Universalis. Si conocéis este género, y justamente adoráis este juego, seamos claros, Immortal Realms: Vampire Wars no es para vosotros. Pero si, por el contrario, los conocéis y os resultan complicados o difíciles, o jamás los habéis tocado, sois justo el tipo de persona que Kalypso busca para este juego. Bienvenidos a este mundo de tinieblas, la mejor carta de presentación que tendréis jamás a la alta estrategia.



Un mundo infestado de vampiros

Immortal Realms: Vampire Wars nos plantea un pasado de fantasía oscuro, en el que las criaturas como los vampiros existen y dominan el mundo. En concreto, tres clanes se reparten todas las provincias del mundo, los Dracul, los Nosfernus y los Moroia. Cada estirpe tiene sus propias características y objetivos para el mundo… y por supuesto, no es compatible con las intenciones del resto de los clanes. Por lo que será nuestra tarea comandar los ejércitos de nuestro clan para arrebatarle el mundo a los otros dos clanes, y crear un poderoso linaje de vampiros que controle el mundo hasta el fin de los tiempos.

Por si acaso no ha quedado ya claro, si esperabais un juego histórico y realista, Immortal Realms: Vampire Wars no es vuestro juego, para nada. Se cataloga dentro de los juegos de alta estrategia, con ciertos atajos que lo acaban asemejando más a una mezcla entre juego de tablero de miniaturas y cartas. La mayor parte del tiempo estaremos jugando en el mapa del mundo, en el cual veremos todas las provincias del mapa. Sólo tendremos acceso a las provincias más próximas a las nuestras, así que tendremos que pedir a nuestros ejércitos, siempre comandados por un señor vampiro, que viajen a la provincia y la tomen, de manera que adquiramos más conocimiento sobre las zonas de alrededor.
Cada provincia que conquistemos nos aportará nuevos recursos con los que trabajar, como sangre, la moneda del juego, necesaria para reclutar soldados, o comprar nuevas cartas de hechizo en las bibliotecas o de equipo en las herrerías. Algunas provincias nos servirán de “ganado”, aportándonos sangre cada turno, mientras que otras albergarán estructuras donde entrenar y después poder reclutar a poderosas unidades para la batalla.

Cada cuatro turnos acabará el año, lo que nos permitirá robar cartas que podremos utilizar para activar poderosos efectos, como la recolección inmediata de puntos de sangre, o la generación de nuevas unidades, lo que añadirá un cierto componente de aleatoriedad e impredecibilidad al juego.



Si seguimos avanzando en nuestra conquista de las provincias, no tardaremos en encontrar alguna ocupada por enemigos, lo que desembocará en un inevitable conflicto. En este momento, el juego muta a un juego de táctica por turnos donde colocaremos nuestro ejército sobre el tablero, e iremos actuando turno a turno en base a nuestra velocidad hasta acabar con los enemigos, teniendo también la opción de usar las cartas de conjuro, equipamiento o habilidades que tenga disponible nuestro señor vampiro para inclinar la balanza de la batalla a nuestro favor.


Caratula

Immortal Realms: Vampire Wars

Ficha
Noticias
Avance
Revisión (8.0)
Imágenes
Trucos
Página 1 de 3   >>