Boing! Docomodake DS

Nintendo DS
6.0
Boing! Docomodake DS 10 TodoJuegos
Publicado el 11-11-2008 a las 15:57
Autor: Marcos Pérez González

La mascota de NTT Docomo y la DS

El catálogo de Nintendo DS nos ofrece una buena cantidad de juegos enmarcados en el género de plataformas/puzzle, ideales para los aburridos trayectos en transporte público o momentos de aburrimiento en general. En este género se incluye la nueva propuesta de Ignition Entertainment: Boing! Docomodake DS. El hecho de que se trate de un juego protagonizado por la mascota de una marca comercial no resulta de relevancia por estas tierras, ya que el personaje en cuestión es la imagen de la operadora japonesa de móviles NTT Docomo Group. Esta compañía acapara la mayor parte del mercado de la telefonía móvil en el país del sol naciente, pero es muy poco conocida más allá de las fronteras niponas.

La historia que ofrece no supone ningún alarde de originalidad ni está realmente trabajada. Se limitará a ofrecernos una escusa para justificar el viaje de nuestro simpático protagonista. Nuestro amigo (un ser con forma de seta, pequeñas extremidades y enigmático rostro) es el encargado de organizar los festejos del festival anual del bosque Docomodake, para lo cual necesitará reunir a toda la familia para el evento. Pero por diversas circunstancias, a cada cual más disparatada, los diferentes componentes de la familia se encuentran en paradero desconocido. Aquí comienza la misión de papá Docomodake, la cual le llevará a recorrer cinco diferentes escenarios en busca de sus parientes desaparecidos. Los niveles a superar serán un total de 40, divididos en cinco fases cada una con su propia ambientación. Al superar el octavo nivel de cada escenario encontraremos a uno de los hongos extraviados esperándonos.

El manejo del personaje resulta bien sencillo: con la cruceta nos moveremos de un lado a otro y saltaremos, mientras utilizamos el resto de las habilidades mediante la pantalla táctil. Estas habilidades comprenden acciones tales como dividir al protagonista en pequeñas setas llamadas minis, lanzar a los mismos para activar interruptores o abatir enemigos e incluso utilizarlos para construir plataformas que nos permitirán cruzar por lugares no accesibles de otro modo.

Nuestro objetivo principal en cada uno de los niveles consistirá en ir superando los diferentes obstáculos que nos encontremos, recogiendo monedas, tesoros e incluso nuevos minis por el camino. En cada nivel nos toparemos con un pequeño número de enemigos representados por animales salvajes, los cuales nos atacarán con el objetivo de hacernos perder nuestros minis e incapacitarnos para seguir avanzando. Podremos acabar con ellos lanzándoles uno de nuestros minis, el cual debemos recuperar rápidamente antes de completarse una cuenta atrás. De otro modo lo perderemos y no podremos recuperarlo hasta llegar a una de las estatuas que nos permitirá resucitar a nuestros minis caídos.

El recoger la totalidad de los premios supondrá el verdadero reto, ya que llegar al final de cada nivel resulta bastante sencillo una vez superada la fase de aprendizaje de los controles. Tras llegar a nuestro objetivo se nos otorgará una puntuación en función del número de objetos recolectados y sobre todo del tiempo empleado. Las monedas recogidas durante el juego podrán ser utilizadas para desbloquear numerosos extras entre los que encontraremos melodías, imágenes y las secuencias de introducción de las fases. Esto aumentará la rejugabilidad de un título que fácilmente puede completarse en tres horas.

Encontraremos unos gráficos coloristas y sencillos, pero que la mayoría del tiempo dan la impresión de estar poco trabajados. La mayoría de los juegos de estas características tienen su fuerte en un buen manejo y unos niveles complejos, pero un mayor cuidado en el diseño y sobre todo en las animaciones de los personajes habría sido de agradecer, sobre todo después de ver de lo que es capaz la consola portátil de Nintendo.

Entrando en el apartado sonoro encontraremos una colección de melodías más bien escasa, cuya calidad no destaca en ningún momento y se limitarán a transmitir una sensación de relajación acorde con la ambientación de los escenarios. Los efectos de sonido resultan también algo limitados, aunque los que encontramos poseen una calidad aceptable y no nos resultarán pesados incluso después de escucharlos nivel tras nivel.

Boing! Docomodake DS no es un título llamado a ser el referente de los plataformas portátiles. Intenta aportar las características básicas que un juego de este género debe poseer, pero se queda muy lejos de la excelencia al ofrecer un resultado demasiado discreto en todos sus apartados. La corta duración supone una importante lacra, sobre todo al comprobar que los últimos niveles son los que ofrecen un verdadero reto, y nos dejarán con ganas de más al completarlos. Aun así, su jugabilidad directa y sencilla hace de este juego una entretenida y desafiante experiencia.


Puntuaciones

Gráficos: 6.0

Sonido: 5.5

Jugabilidad: 7.0

Duración: 4.0

Multijugador: 0.0

Historia: 5.0

TOTAL: 6.0

Caratula

Boing! Docomodake DS

Ficha
Noticias
Avance
Revisión (6.0)
Imágenes
Trucos


Juego Destacado


Juego Destacado


Juego Destacado


Galería de Imágenes